lunes, 19 de julio de 2010

¿Qué significa la LUNA TURCA?



Mustafa Kemal Atatürk, el fundador de la República turca, caminaba por un campo de batalla una noche tras un combate victorioso durante la Guerra de Independencia Turca, y observó la reflexión de una estrella y la formación de la media luna creciente sobre un vasto fondo de sangre en el terreno de una colina rocosa de Sakarya.

El Islam se identifica con un símbolo histórico: la media luna o creciente islámico. Su simbolismo es rico y desconocido por la mayoría de gentes ajenas al Islam.

Creciente: Una de las formas más características de los movimientos de la luna: simboliza a la vez el cambio y el retorno de las formas.

La media luna , asociada a una estrella, en diversos países musulmanes simboliza la imagen del paraíso.

Los teólogos musulmanes dicen que la media luna está a la vez abierta y cerrada, es a la vez expansión y concentración. El trazo, a punto de cerrarse sobre si mismo, separa y deja ver una abertura. Asimismo, el hombre no está aprisionado en la perfección del plan divino... El signo de la media luna aparece sobre todo como emblema de la resurrección. Parece cerrarse, estrangularse, pero he ahí que en un punto se abre sobre el espacio libre, sin limites. Así la muerte parece cerrarse sobre el hombre, pero éste renace a otra dimensión, Infinita. Se pone por consiguiente el signo de la media luna sobre las tumbas.

La media luna, emblema de los otomanos, se convirtió, a partir de la Edad Media, en el símbolo de la mayor parte de los países musulmanes. Aún hoy muchos de ellos llevan este signo sobre su bandera nacional (Paquistán, Argelia, Libia, Túnez, Turquía...).

El "hilal" o luna creciente no era un símbolo inicial del Islam. No data de la época de Mahoma. Su uso se inició con los turcos en el Imperio Otomano. La tradición dice que la bandera turca muestra la media luna con una estrella en el centro porque el sultán Mehmet II Fatih (el que conquistó Constantinopla -hoy Estambul- entró en Constantinopla bajo una luna semejante en la madrugada del 29 de mayo de 1453. Fue así como esta dinastía turca adoptó ese símbolo como emblema oficial.

También los otomanos iniciaron la tradición de colocar medias lunas en el remate de las cúpulas y los minaretes a fin de indicar la dirección de La Meca. Por lo general la media luna está colocada encima de 3 o 5 esferas que representan niveles descendentes de la realidad (desde el divino al mundo físico).

Actualmente es un símbolo tradicional entre los musulmanes que refleja el calendario lunar que regula su vida religiosa. La luna creciente anuncia el Sagrado Mes de Ramadán. La media luna es también un recordatorio simbólico de que la vida llega y se va en el tiempo asignado a ella.